Si bien Halloween es una fiesta de origen celta que se celebra internacionalmente en la noche del 31 de octubre es una fiesta se ha ido instalando de a poco en Chile, no solo como parte de la cultura, sino también como una de las mejores fechas –por ventas- para las fábricas de golosinas, por lo que aprovechan de lanzar llamativos y novedosos productos que capten la atención de los niños y de paso, la de los papás.

Desde gomitas con formas de orejas, narices y dedos hasta marshmallows con forma de fantasma, son algunos de los productos que se han tomado los pasillos de los supermercados del país. Para este año los grandes protagonistas de este año son los dulces blandos, que se han vuelto los preferidos por las madres para los niños más pequeños.

Del mismo modo han innovado en caramelos sin azúcar, producto que entra como alternativa para los padres que así lo prefieran.

Por otra parte las chocolaterías premium han comenzado a ganar terreno en las diversas fechas que se celebran en el país y esta no es la excepción.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here