Suha Arafat, la viuda del líder palestino, Yasir Arafat, ha afirmado hoy que la investigación realizada por los expertos suizos demuestra que su marido fue envenenado hace nueve años.


“Estamos revelando un verdadero crimen, un asesinato político. Se ha demostrado científicamente que no tuvo una muerte natural. Esto ha confirmado todas nuestras dudas”, declaró a la agencia Reuters desde Paris. “Es como si hubiera muerto otra vez”, añade.
El liderazgo de Ramala, la capital de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), prefiere mantenerse de momento en silencio. Hace unos días, recibió los informes oficiales redactados por expertos de Suiza, Francia y Rusia.

Así lo confirmó ayer Tawfik Tirawi, ex asesor de seguridad de Arafat y jefe de la Comisión de Investigación de la ANP. Tirawi no ha querido, sin embargo, adelantar las conclusiones sobre una investigación de la misteriosa muerte del líder palestino en el 2004 y si fue envenenado con polonio 210.

Cabe destacar que el informe filtrado es sólo uno de los tres análisis forenses realizados tras la exhumación del cadáver de Arafat hace un año. El trabajo suizo fue encargado por la propia Suha. Los otros dos, de Rusia y Francia aún no han hecho públicas sus conclusiones.

Al mismo tiempo, la cadena de televisión árabe Al Yazira destaca hoy que según el informe de 108 páginas al que ha tenido acceso, los científicos suizos hallaron niveles de radioactividad 18 veces mayores a los normales. Según los expertos citados, la posibilidad de que fuera envenenado es del 83%.

Tras estar cercado en la semidestruida Mukata de Ramala por las tropas israelíes como respuesta a los atentados de la Segunda Intifada, Arafat fue trasladado al hospital militar Percy en las afueras de Paris donde falleció el 11 de noviembre del 2004.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here