La fiscalía de Ovalle dirigió la exhumación de los restos de una persona, identificada como Mario González, quien habría recibido una dosis de cloruro de potasio y por ende no se conoce la real causa de muerte.

Dicha diligencia se efectuó en el cementerio municipal de Ovalle y el fiscal Rodrigo Gómez del Pino explicó que esto se enmarca en la investigación por una presunta negligencia médica en el hospital ovallino.

La investigación, según indicó el fiscal a cargo de la exhumación, Rodrigo Gómez, tiene el carácter de desformalizada y secreta, a excepción para los intervinientes, pero que parte desde una denuncia por presunta negligencia médica.

“Lo que buscamos con la exhumación del señor (Mario) González, es efectuar pericias y para hacer la autopsia. La causa de muerte fue establecida en la ficha clínica pero no por una autopsia clínica que nos diga las causas fehacientes de la muerte. Además buscamos tomar las muestras para un examen histológico y saber si fue inyectado o no lo que se presume como cloruro de potasio y si es así establecer las responsabilidades al respecto”, explicó el persecutor.

Respecto a los resultados de las pericias, el persecutor dijo que la probabilidad es que el la próxima semana se tenga el resultado de la autopsia, mientras que los exámenes podrán tardar un par de meses, aunque no precisó fecha concreta para contar con dichos antecedentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here