(AFP).- El ex directivo de Petrobras Paulo Roberto Costa, preso por integrar una red de lavado de dinero y que denunció un esquema de sobornos a decenas de legisladores, habría confesado a la policía que recibió 1,5 millones de reales (unos US$ 634.300) en beneficios por la polémica compra de una refinería por la estatal.

Así lo afirmó el Jornal Nacional de la televisión Globo en la noche de este jueves, un día después de que Costa compareciera ante una comisión investigadora del Congreso sobre Petrobras y no respondiera a ninguna de las preguntas.

Según la red Globo, Costa habría confesado en sus declaraciones a los investigadores de la Policía Federal y del Ministerio de Justicia que obtuvo 1,5 millones de reales en sobornos por la compra de Petrobras de la polémica refinería de Pasadena (Texas, EEUU).

En 2006, cuando la presidenta Dilma Rousseff, quien busca la reelección el 5 de octubre, lideraba el consejo directivo de Petrobras, la estatal aprobó la compra del 50% de la refinería de Pasadena a la belga Astra Oil por 370 millones de dólares.

Astra había pagado un año antes 42 millones de dólares por el total de la planta.

En 2008, Petrobras se vio obligada a comprar a Astra la otra mitad de la refinería, porque una cláusula en el contrato le obligaba a hacerlo si había desacuerdo entre los socios.  Así, tras perder un arbitraje, Petrobras terminó pagando más de 1.200 millones de dólares por el total de la refinería.

En su momento, Rousseff aclaró que esa compra fue autorizada por el organismo colegiado (directores y consejo de administración) y que no fueron informados de las cláusulas que podían obligar a Petrobras a comprar el 100%.

En busca de beneficios judiciales, ya que se arriesga a una pena de más de 40 años, Costa denunció hace unas semanas a más de 50 legisladores, en su mayoría del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) y de dos partidos de la coalición gobernante, de haber recibido sobornos de empresas que cerraban contratos con Petrobras, según informaciones de prensa basadas en declaraciones  del exdirector a la Policía.

Las denuncias, realizadas desde el 29 de agosto hasta la semana pasada, según la red Globo, aún no han sido verificadas y fueron negadas por todos los señalados.

Costa se negó a hablar este miércoles ante una comisión del Congreso brasileño, que investiga casos de corrupción en la petrolera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here