El presidente boliviano Evo Morales afirmó que cualquier condicionamiento que ponga el gobierno de Chile a la predisposición boliviana de diálogo sobre la demanda marítima “no es una señal de buena fe” en respuesta al agente José Miguel Insulza, quien afirmó que un “diálogo formal” puede encararse si es retirado el proceso instaurado en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), indica el diario La Razón de ese país.

El jueves Insulza señaló en CNN Chile que “ Si el presidente Morales quiere un diálogo formal sobre el tema de la solicitud de una salida soberana al mar, tendría que retirar la demanda que tiene o pedir que se suspenda, y ahí veremos qué se hace”. A lo que el presidente del país mediterráneo señaló que “Cualquier condicionamiento del gobierno de Chile no es señal de buena fe para el diálogo”.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here