Miles de personas abandonaban este jueves la costa este de Florida, que ya era tocado en el sur por las primeras ráfagas de Matthew a medida que el monstruoso huracán categoría 3 azotaba las Bahamas con vientos sostenidos de 205 Km/h.

Cerca de 2 millones de personas tienen órdenes de evacuación en Carolina del Sur, Georgia y Florida, los estados del sureste que serán golpeados por Matthew entre la noche del jueves y el fin de semana.

Florida en particular pidió a 1,5 millones de habitantes abandonar las costas de varios condados de su costa este.

En una conferencia de prensa, el gobernador Rick Scott insistió: “Si usted está en un área de evacuación, salga. No corra riesgos. No tiene excusas, necesita irse (…) La tormenta lo matará, queda poco tiempo”.

Recordó que el huracán, que ya dejó 69 muertos en el Caribe, se fortalecerá a categoría 4 cuando azote a Florida -que ya era tocado en el sur por las primeras ráfagas de Matthew- y provocará crecidas de hasta 5 pies (1,5 metros).

De todos modos aún había gente que desafiaba las órdenes de evacuación. Judy Ruscino, de 74 años, dijo que ella y su marido se resguardarán en el garaje de su casa en la costa. “Asusta un poco. Sé que va a ser feo pero tenemos arena, compramos comida, la puerta del garaje es a prueba de tormentas”, enumeró.

Las autoridades ordenaron evacuar casi todo St. Johns, un condado en la ruta del huracán que aloja la ciudad de St. Agustine, la más antigua de Florida fundada a mediados del siglo XVI.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here