Las autoridades sanitarias estadounidenses han abordado este domingo un crucero en California después de que 172 pasajeros y miembros de la tripulación enfermaran a causa de una enfermedad gastrointestinal provocado por un norovirus.

Se trata de la segunda ocasión en menos de un año en la que el virus, responsable de la mayoría de los brotes de gastroenteritis, afecta a pasajeros y tripulación del ‘Crown Princess’, integrante de la flota de la compañía Carnival Corp.

En el último viaje, el buque llevó a más de 4.100 personas en un crucero que partió hace casi un mes desde Los Ángeles e incluía escalas en Hawai y Tahití. En abril, más de cien personas resultaron afectadas por el virus.

“En los últimos días hubo un aumento en el número de enfermedades gastrointestinales en el barco, provocadas por un norovirus”, ha dicho la portavoz de la compañía, Susan Lomax. “En respuesta, pusimos en marcha nuestros protocolos de desinfección”, ha agregado.

El barco, que atracó en San Pedro, se someterá a una limpieza profunda antes de comenzar su nuevo viaje el domingo por la noche, ha manifestado Lomax.

Por su parte, un portavoz de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ha asegurado que las personas que tengan pensado viajar en el crucero serán informadas acerca del brote.

Los CDC calculan que hay unos 20 millones de casos de norovirus al año en Estados Unidos, con entre 570 y 800 muertes. El virus suele durar de uno a tres días.

Reuters / EP

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here