Estados Unidos dio un importante paso a la normalización de las relaciones diplomáticas con Cuba, al nombrar al primer embajador norteamericano en la isla tras cinco décadas, cuando ambos países quebraron el vínculo.

Jeffrey DeLaurentis fue nombrado por el Gobierno para ser el representante norteamericano en Cuba, y solo falta su confirmación en el Senado.

El Presidente Barack Obama aseguró mediante un comunicado que “la designación de un embajador es un paso adelante de sentido común hacia una relación más normal y productiva entre nuestros dos países”.

El nombramiento del diplomático sella un proceso que comenzó en diciembre de 2014, cuando Obama y Raúl Castro anunciaron los acercamientos entre ambos países para terminar con el bloqueo económico a la isla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here