Cine Hoyts
Weitzler
Guillermo Morales

Durante estas semanas, previo al inicio de clases, la compra de artículos escolares alcanza su mayor demanda, por lo que una acción informada de los padres o apoderados sobre los productos que adquieren es fundamental para evitar accidentes e intoxicaciones.

Cementerio Parque Esperanza

Es por ello que el seremi de Salud (s) Raúl Bastidas junto a funcionarios del departamento de Acción Sanitaria, realizaron una fiscalización a los útiles escolares que se comercializan en distintas librerías de Puerto Montt para verificar el cumplimiento de la normativa vigente que regula la venta de estos productos.

Al respecto, el seremi de Salud (s) informó que los fiscalizadoresrealizan la revisión de librerías de forma periódica y con mayor fuerza por estos días, reiterando el llamado a los padres y apoderados a comprar siempre en lugares autorizados,  nunca en el comercio informal. “El llamado es principalmente a comprar estos artículos en lugares establecidos. Asimismo, los profesores deben verificar que se dé cumplimento a esta exigencia, que lo productos no contengan algún elemento nocivo para la salud de sus estudiantes”.

Agregó que se debe poner especial atención en la compra de productos como plasticinas, témperas y pegamentos, ya que éstos pueden contener plomo y tolueno, y en muchos casos son de procedencia desconocida, lo que claramente no entrega seguridad, pues carecen de un rotulado que especifique las características del producto, como tampoco el fabricante o distribuidor que se hace responsable de él.

Es por esto -recalcó Bastidas- la importancia de exigir procedencia, declaración de no toxicidad y origen del producto, puesto que el plomo y sus compuestos son tóxicos y pueden afectar la salud de los niños.

En tanto, el encargado regional de la Unidad de Seguridad Química de la Seremi de salud, Hugo Cordero, explicó que a inicios el mes de febrero, se ofició a todas las municipalidades y a la Seremi de Educación para que entreguen información y estas recomendaciones a los apoderados para comprar los útiles. “Como Seremi estamos realizando fiscalización en toda la región, verificando el cumplimento del decreto 144 que regula el uso de los útiles escolares, básicamente adhesivos,  pegamentos y pinturas, que son los de más alto riesgo”.

Con respecto a la silicona líquida, el profesional recordó que su uso está prohibido para menores de 18 años por normativa del Ministerio de Salud, por lo que los establecimientos no pueden incluirlo dentro de la lista de útiles escolares.

Además, todos  los envases deben enseñar  el uso del producto e indicaciones de seguridad,  como medidas de primero auxilios en caso de inhalación, el contacto con la piel,  ojos e ingesta, además,  de la información toxicológica y las precauciones para su manipulación.

Ante cualquier duda se puede recibir ayuda e información profesional llamando a fono gratuito Salud Responde al 600 360 77 77.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA