En prisión preventiva por el homicidio de Tomás Vílchez Araneda, quedó el imputado César Esparza Zúñiga, tras permanecer por más de siete años prófugo por el crimen del joven skinhead, ocurrido al interior del Persa Bío Bío, el 16 de abril de 2006.

Esparza llegó a Chile procedente de Argentina, a raíz de una solicitud de extradición formulada por la Fiscalía Centro Norte, que dirige la investigación. Esparza era el único de los imputados de esta causa que permanecía prófugo, ya que todos los otros fueron condenados.

Con la detención de Esparza se cierra el círculo que permanecía abierto en este caso, en el que ya fueron condenados por homicidio los imputados Héctor Herrera, Esteban González y Miguel Herrera.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here