Guillermo Morales
Weitzler

Nueva ordenanza es fundamental para disminuir la cantidad de plástico que afecta principalmente a nuestra fauna costera, que además perjudica, notablemente, las actividades turísticas y pesqueras.

Cementerio Parque Esperanza

En la misma línea, del anuncio de la Presidenta Bachelet, frente a la Asamblea General de las Naciones Unidas, de nuevo proyecto de ley que busca regular y poner fin al peligro que presentan las bolsas plásticas en los océanos, prohibiéndolas en las comunas costeras del país, la Municipalidad de Puerto Montt, mediante la Dirección de Medio Ambiente, Aseo y Ornato, se encuentra en proceso de revisión administrativa de la nueva “Ordenanza Municipal, para la eliminación de las bolsas plásticas no biodegradables” de la capital regional de la Región de Los Lagos.

La nueva ordenanza que cuenta con apoyo transversal, será presentada por la administración municipal, liderada por el alcalde Gervoy Paredes, durante el mes de Enero al Concejo Municipal para su aprobación, dando cumplimiento al compromiso contraído con la comunidad del cuidado y protección del medio ambiente

La normativa, al igual que la Ley, va a estipular la prohibición del uso de bolsas plásticas “no biodegradables” en todo el comercio. Las bolsas permitidas serán solo las biodegradables certificadas por el Instituto Nacional de Normalización (INN) y que se encuentren registradas en el Ministerio del Medio

Ambiente, contemplando multas de hasta 5 UTM para los infractores. Además se permitirá el uso de bolsas de otros materiales como PVC, TNT, Yute, algodón, papel, entre otras.

La máxima autoridad municipal, Gervoy Paredes manifestó su satisfacción por la entrada en la vigencia de la normativa ambiental en Puerto Montt, desde el mes de febrero: “Esta iniciativa a todas luces nos va a servir para poder encaminarnos a tener una mejor ciudad y una mejor comuna, iniciativas de este tipo fortalecen el trabajo municipal en pos de mejorar las condiciones de biodiversidad y el cuidado de Medio Ambiente. Hoy tenemos en nuestras manos, la gran responsabilidad de crear conciencia, educar a nuestras familias y asumir nuestro rol, solo así, lograremos formar ciudadanos conscientes y respetuosos. En esta tarea, no debemos estar solos, los invito a transformarse en ciudadanos activos”.

DEJA UNA RESPUESTA