Tras la controversia generada en Alemania por los excesivos gastos del obispo de Limburg, Franz-Peter Tebartz-van Els, al renovar su casa oficial y la sede pastoral de la Diócesis, El Vaticano anunció este martes que había suspendido temporalmente al prelado.

En un comunicado la Santa Sede indicó que se ha presentado una situación en la cual el Obispo “no puede ejercitar su ministerio episcopal”, aunque de momento no se toma una decisión definitiva, a la espera de los resultados de una investigación que lleva a cabo una comisión sobre el gasto de 42 millones de dólares por parte del obispo, cuando la Diócesis le había aprobado sólo 6,8 millones.

El pasado mes de septiembre el cardinal Giovanni Lajolo, miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, visitó la Diócesis de Limburg y al obispo Tebartz-van Els para analizar el caso, y la semana pasada el Papa Francisco recibió en El Vaticano al presidente de la Conferencia Episcopal de Alemania, Robert Zollitsch y al propio obispo involucrado en el incidente.

La administración de la Diócesis de Limburg, en el estado de Hesse al centro de Alemania, quedará de momento en manos del vicario general Wolfgang Rosch.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here