(UPI) — “Tomó el nombre de un santo humilde y llamó por una Iglesia de curación. El primer Papa no europeo en 1.200 años apunta a transformar un lugar que mide sus cambios por siglo”, dice la revista Time en el inicio de la descripción del reconocimiento dado al Papa Francisco como la Persona del Año 2013.

La publicación estadounidense resalta así el impacto que han tenido el discurso y las reformas que empieza a implantar el líder de la Iglesia Católica, y el cambio que ha significado para ésta desde que fue electo tras un cónclave en marzo.
El argentino Jorge Bergoglio se une a una larga lista de mandatarios, activistas o empresarios que desde 1927 han protagonizado la portada de diciembre de Time, y en la que se busca al personaje que mayor influencia o impacto a nivel mundial haya tenido en el año que finaliza, ya sea para bien o para mal. Por eso, además de Ghandi, Martin Luther King, o el Papa Juan Pablo II, el reconocimiento también ha recaído en Adolf Hitler o Joseph Stalin.

También por eso entre los otros cuatro finalistas de 2013 más de uno genera amplia controversia o rechazo. El estadounidense Edward Snowden, antiguo contratista de la Agencia de Seguridad Nacional que filtró miles de documentos secretos sobre espionaje a la prensa en mayo; el Presidente de Siria Bashar Al-Assad, acusado de reprimir violentamente a su población y causar miles de muertos; el Senador Republicano Ted Cruz, quien ganó fama nacional e internacional por su rechazo a la reforma sanitaria del Presidente Obama; y la activista Edith Windsor, cuya lucha a favor del matrimonio homosexual llegó y triunfó en la Corte Suprema de Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here