El ministro del Interior, Andrés Chadwick, reafirmó la posición del Gobierno frente al paro nacional de funcionarios municipales y aseguró que si bien el Ejecutivo concuerda con sus demandas, estas deben ser cubiertas de forma gradual y no de una sola vez, como piden los empleados.

El jefe de gabinete definió la movilización como “ilegal” y agregó que ella “ha traído un enorme costo a la vida y a la normalidad de los ciudadanos, porque en algunos municipios ni siquiera han existido turnos éticos. Por lo tanto está teniendo un alto costo que consideramos muy injusto para la gente y sobre todo cuando con Asemuch hemos tenido siempre la mejor relación”.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here