(EFE).- Los inspectores de la misión de la ONU encargada de comprobar el arsenal químico del régimen sirio han llegado a la frontera del Líbano con Siria, donde esperan a que se cumplimenten los trámites burocráticos para poder entrar en este país.

El convoy en el que viaja el equipo de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), compuesto por 17 vehículos, ha sufrido un pequeño retraso, pero está listo para entrar en Siria, donde será escoltado por una decena de automóviles de la seguridad.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here