La nueva estructura tras la fusión de Itaú-CorpBanca dejaría al nuevo banco como el cuarto actor a nivel local en participación de mercado, y quinto en Colombia, con lo que le pone presión a BCI por mantener su porción en el sistema local y no perder terreno frente a la nueva estructura, en el marco de su camino de internacionalización.

De los cuatro bancos privados más importantes del sistema financiero chileno, BCI es ahora el único que no tiene un socio extranjero, situación que podría dificultar sus planes de ampliar su presencia en la región.

En mayo del año pasado, la entidad controlada por la familia Yarur llegó a un acuerdo con el grupo español Bankia para adquirir en US$ 882,8 millones el 100% de la filial en Miami, City National Bank of Florida. Pero sus deseos de expandir sus operaciones fuera de Chile no se quedan ahí, pues incluso habrían realizado una oferta a Álvaro Saieh por CorpBanca Colombia, la que fue desechada por considerar sólo una parte de la operación total.

La visión del mercado


Para el gerente de Estudios de Banchile Inversiones, Fernán González, BCI ha demostrado a lo largo de los años que puede crecer fuertemente de manera orgánica, por lo que “no creo que busque un socio internacional por el momento”, aunque reconoce que “es de los pocos bancos que quedan como target para grandes bancos extranjeros”.

En cuanto a CorpBanca-Itaú, “el banco fusionado va a enfrentar varios desafíos en el mediano plazo lo que podría restringir su crecimiento. Toda fusión es costosa y lenta. Será un desafío poder lograrlo sin muchos sobresaltos. Pero tendrán eventualmente una escala mayor y al parecer lo utilizarán como plataforma regional en el largo plazo”, explica González.

Desde Fynsa, creen que con la integración de CorpBanca-Itaú se configuraría una mayor competencia en el mercado, lo que obligaría a sus principales rivales a reformular sus estrategias comerciales.

Fuente:(DF)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here