(Reuters).- Las fuerzas sirias leales al presidente Bashar al Asad mataron al menos a 15 personas durante la noche en una localidad suní al noroeste de la ciudad de Hama, dijeron el sábado activistas.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos dijo que había una mujer y dos hijos entre los muertos en el ataque en Sheij Hadid llevado a cabo por soldados de la milicia pro-Asad.

El grupo británico, que vigila la violencia en Siria a través de una red de activistas y de fuentes médicas y de seguridad, dijo que las muertes ocurrieron después de ataques de los rebeldes contra puestos de control militares en la zona los dos días anteriores.

Dijo que 26 personas murieron – 16 soldados y 10 miembros de la Fuerza de Defensa Nacional pro-Asad – cuando los rebeldes atacaron un puesto de control cercano el jueves. También hubo combates en la localidad de Jalma, a 3 km al sur de Sheij Hadid, el viernes, agregó.

La Red de Noticias Shaam de la oposición dijo que los muertos en Sheij Hadid fueron docenas, pero no dio detalles.

Más de 100.000 personas han muerto en la guerra civil de Siria, que surgió tras un alzamiento el 2011 contra el presidente Asad. El conflicto enfrenta a los rebeldes principalmente suníes contra la facción alauí del presidente.

La guerra ha dividido a Oriente Próximo en líneas sectarias, con combatientes chiíes de Irán e Irak así como el grupo libanés Hezbolá respaldando a Asad. Los mandatarios suníes de Turquía y el Golfo apoyan a los rebeldes, a los que se han unido combatientes suníes de la región.

Estados Unidos y Rusia, que apoyan a bandos opuestos en la guerra, acordaron hace una semana un calendario para desmantelar el arsenal de armas químicas de Siria después de que un ataque en un barrio de Damasco el mes pasado matara a cientos de personas.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here