Quito, 19 dic (PL) Ecuador advirtió hoy a la Agencia de Estados Unidos para la Cooperación Internacional (USAID) que las reglas cambiaron en el país andino, y que la entrega de ayuda técnica y financiera debe partir de un entendimiento mutuo entre gobiernos.

La USAID debe entender, como han entendido otros cooperantes, que las reglas del juego en materia de cooperación cambiaron en Ecuador, y ya no se trata de una dádiva ni de una compensación, afirmó este miércoles Gabriela Rosero, secretaria técnica de Cooperación Internacional del gobierno ecuatoriano.

En declaraciones al canal GamaTV, Rosero explicó que para el Ejecutivo encabezado por el presidente Rafael Correa la entrega de recursos financieros y de asistencia técnica por parte de otro país debe basarse en un entendimiento mutuo entre ambos gobiernos.

Ninguna cooperación oficial entre gobiernos se puede entender como que no vaya a complementar las políticas públicas y los planes de desarrollo de un proyecto político que ha sido votado en las urnas, aseveró Rosero.

La funcionaria recalcó que la agencia estadounidense, que esta semana anunció la cancelación de sus programas en Ecuador, sólo podrá continuar ejecutando sus programas en el país andino cuando ambas partes negocien un nuevo convenio de cooperación, proceso que ya cumplieron, dijo, otras entidades internacionales.

Como parte de la política pública que tenemos ahora en Ecuador, no se pueden realizar nuevos proyectos de cooperación si no hay un entendimiento previo con el gobierno, apuntó Rosero, quien agregó que el país tiene la soberanía para decidir las áreas dónde desea que se inviertan esos recursos.

Apuntó además que buena parte de los 32 millones que la USAID ha invertido en el país en los últimos seis años ha sido utilizada para financiar gastos administrativos de organizaciones no gubernamentales, y proyectos privados.

El lunes pasado, y ante el anuncio hecho por USAID, la Secretaría Técnica de Cooperación Internacional explicó que el último programa de cooperación entre ambos países fue negociado en 2007, en base a un acuerdo general que data de 1962.

Ese instrumento, claramente no se adapta a las nuevas realidades económicas, políticas y sociales del Ecuador; por lo cual, se trabaja en una propuesta de un nuevo Convenio que se debería negociar y suscribir en el contexto de los Diálogos Políticos Bilaterales a cargo de la Cancillería ecuatoriana, añade el texto.

La entidad dijo haber informado a la USAID de que hasta tanto no se cumpla con ese requerimiento, no podrá ampliar ni comenzar nuevos proyectos en el país, aun cuando la agencia estadounidense cuente con el presupuesto necesario para realizarlos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here