El Directorio de la Olla Solidaria “Santa María Josefa”, presidido por María Teresa Gebauer, realizó un encuentro fraternal para manifestar su aprecio y gratitud a quien los convocara a esta obra solidaria, Monseñor René Rebolledo Salinas.

Entre las tareas principales que el obispo le asignó al directorio se cuentan la recolección de fondos, la realización del proyecto y la construcción del comedor abierto en la población V Centenario.

Isabel Labraña, tesorera del directorio, fue la encargada de despedir a nombre de todos al Obispo. Manifestó el enorme privilegio de haber sido fieles colaboradoras de Monseñor René: “Somos testigos de su preocupación por todos, en especial, por los más necesitados, de cerca y de lejos. En sus obras hemos visto la presencia del Señor. Es un Buen Pastor que se ha entregado sin horarios, recorriendo pueblos y ciudades, de noche y de día, compartiendo penas y alegrías”. Agradecieron, igualmente, “la abnegada labor y dedicación para con la diócesis de Osorno en estos 9 años de ministerio fecundo. Reconocemos su consagración y entrega, y le damos las gracias, por confiar en este grupo de bienhechoras, por brindarnos la posibilidad de acercarnos a Jesús, a través de nuestros hermanos necesitados”.

La presidenta señora María Teresa Gebauer tuvo hermosas palabras para referirse al encuentro de despedida sostenido entre el Directorio de la Olla Solidaria “Santa María Josefa” y Monseñor René: “Sentimos su partida, pero tenemos la certeza de que seguiremos unidos a él, por los lazos de amistad creados. Hay que destacar que el obispo fue el artífice de esta gran idea, que a lo largo de todos estos años, ha beneficiado a tantas personas”.

Es válido destacar que en la actualidad el comedor abierto se sostiene con el aporte de instituciones y privados que mantienen vigente este importante apostolado, el cual se realiza en una sede social en el sector V Centenario desde hace 11 años.

En total se atienden más de 180 personas de forma permanente, proporcionándoles el almuerzo 3 veces por semana. El comedor abierto es atendido por las hermanas religiosas “Siervas de Jesús de la Caridad”. Se cuenta, además, con la colaboración de señoras que voluntariamente ofrecen su tiempo para ayudar a preparar y servir los alimentos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here