No pasaron inadvertidas las declaraciones del Director del SAG Alfredo Fröhlich, quien señaló en un medio de carácter nacional, que no habían irregularidades en la matanza de terneros ocurridas en la hacienda de Rupanco, hecho denunciado por el parlamentario socialista y que ha derivado en una investigación que lleva a cabo el Ministerio Público. La autoridad regional del SAG, sostuvo que Manuka aplicaba eutanasia con los animales lo que constituye una práctica legal.

 

“El señor Fröchlich miente descaradamente –sostuvo Espinoza-. El sabe que estas matanzas no se han generado en el marco de la ley; que constituyen una aberración, una violación no sólo a los derechos de los animales, sino también de los trabajadores. Estos me han denunciado que los obligan a eliminarlos  con martillos (“combos”) o simplemente los dejan morir de hambre. Posteriormente los transportan en tractores y los entierran, algunos están vivos aún cuando llegan a las fosas. Si para Fröchlich eso es legal y normal, quiere decir que tiene una mentalidad pervertida y distorsionada”, indicó el parlamentario del PS.

 

El legislador de la región de Los Lagos, indicó que el director regional del SAG raya en un “abandono de sus deberes, pues un servidor público no está solo para avalar o preocuparse de las leyes de mercado, sino de garantizar condiciones de vida dignas para el sector  sobre el cual focaliza su quehacer. La ganadería Sr. Frochlich no solo es mercado –sostuvo F. Espinoza-; es un sector productivo que debe impulsar bienestar social, sustentabilidad y respeto por el medio ambiente, respeto por la vida y las condiciones de quienes integran el sector”.

 

“Si como país nos declaramos sustentables, el Estado debe garantizar esa sustentabilidad y las empresas  deben respetarla. Al salvajismo de la empresa Manuka, sumamos las salvajes declaraciones del Sr. Director regional del SAG que avalan estas prácticas que han sido repudiadas nacional e internacionalmente”.

 

El diputado socialista terminó valorando las declaraciones de SAGO y FEDELECHE, entidades que han repudiado el accionar de la empresa neozelandesa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here