Los exámenes toxicológicos analizados en Carolina del Norte, en Estados Unidos, y en la Universidad de Murcia, en España, determinaron la inexistencia de sustancias químicas en el cuerpo de Pablo Neruda, descartando de esta manera la hipótesis de un envenenamiento.

Los peritajes fueron solicitados por el ministro Mario Carroza, en el marco de la investigación para esclarecer si el poeta falleció producto del cáncer de próstata que padecía o por una sobredosis de medicamentos.

Los resultados fueron dados a conocer  en el Auditorio de los tribunales de Familia de Santiago.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here