Guillermo Morales
Weitzler

Tras un extenso debate, la Democracia Cristiana concluyó su junta nacional acordando convocar a elecciones internas para el próximo domingo 27 de mayo.

Cementerio Parque Esperanza

Se trató de la primera cita de este tipo, tras la derrota electoral en los comicios presidenciales, donde su abanderada, Carolina Goic, obtuvo el quinto lugar con los peores resultados de la falange en su historia.

Si bien la mesa del partido presentó su renuncia en el comienzo de la junta, la directiva encabezada por Myriam Verdugo se mantendrá “en carácter de dimisionaria” hasta las
elecciones de mayo próximo.

Entre los otros acuerdos, según informó la falange en un comunicado, se determinó que el partido desarrollará su oposición frente al futuro Gobierno de Sebastián Piñera “de manera democrática, fiscalizadora y propositiva, para lo cual no se requerirá de coalición”.

“Para ello, la DC buscará acuerdos, que permita una mayor efectividad en el rol de defensa de los derechos de las personas, como fruto de la acción de los gobiernos en que hemos participado”, informó el partido.

Otra definición tomada por el partido, considerando los resultados electorales, es “iniciar un proceso de reorganización de la DC, que se oriente a implementar mecanismos que aseguren la máxima fraternidad interna; la estructuración de una organización moderna, que considerará el uso de las nuevas tecnologías, la participación activa de todos los militantes y simpatizantes del partido; una relación privilegiada y activa con los actores sociales y comunitarios y una reforma estatutaria que adecué su estructura a los nuevos tiempos, cuya propuesta se elevará al Congreso”.

Además, se concluyó que la DC desarrolle “todos los esfuerzos para liderar el desafío, en el marco de la oposición, para impedir que se produzca algún retroceso en los derechos y conquistas que han beneficiado a los más vulnerables”.

La instancia se desarrolló con las ausencias de importantes figuras del partido, como la de Goic, el presidente del Senado, Andrés Zaldívar, y de algunos líderes de la disidencia, como el otrora intendente de La Araucanía Francisco Huenchumilla, la diputada Yasna Provoste y la ex ministra Ximena Rincón.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA