Demanda mundial de leche tendrá crecimiento sostenido

1016

En un estudio de prospectiva hasta el año 2025, la IFCN Dairy estimó que el crecimiento de la demanda mundial de leche será de 25% en 10 años, es decir un 2,3% anual. Los factores claves para este sostenido crecimiento de la demanda son, según se indica, el aumento del consumo per cápita de leche y la creciente población mundial.

“A nivel mundial, dentro de diez años cada persona consumirá en promedio 13 kg más de leche (es decir que se llegará a 127 kg por persona por año, en 2025). Por lo tanto, el nivel de producción de leche global también seguirá creciendo, siempre que los consumidores todavía tengan preferencias positivas para la leche y la situación económica y política en general sea estable” indicó Torsten Hemme, director general de la IFCN.

Un factor clave para el futuro suministro de leche es sin duda el precio de largo plazo promedio de la leche pagado a los productores. IFCN estima este nivel de precios de la leche en los 41 dólares / 100 kg de leche; un nivel de precios que es sustancialmente más alto que los precios observados en 2015 y 2016. Con este precio, se espera que la producción de leche aumente en 208 millones de toneladas en diez años.

En los próximos diez años habrá también cambios significativos en el número y tamaño de las explotaciones. La principal conclusión es que en 2025 habrá menos pero más grandes granjas a nivel mundial. Para entonces IFCN estima 103 millones de granjas lecheras en el mundo, una caída de 17,5 millones de explotaciones de más de diez años a partir de este año.

A pesar de esto, se espera que el número de vacas y la producción de leche aumenten. Numéricamente, esto representa un aumento de la producción mundial de leche por explotación del 47 por ciento hasta 2025.

Estas estimaciones se contraponen a lo que sucede a nivel local en donde según datos del Ministerio de Agroindustria la producción primaria de leche de este año es de 6.437 millones de litro en los primeros ocho meses, un 11% menor que lo producido hasta el mismo mes el año anterior. Además, según datos del SENASA, la exportación de leche alcanzó las 78.240 toneladas mientras que la de quesos las 25.620 toneladas en los ocho primeros meses del año 2016, un 27 y un 15% menos que el mismo periodo del año pasado. En este contexto, parece claro que la participación de la argentina en el mercado mundial ha caído significativamente este año.

Entre los motivos que llevaron a esta situación deben mencionarse la súbita eliminación de las retenciones, en particular al grano de maíz, y el desmantelamiento de las políticas comerciales sumado a los problemas estructurales y la coyuntura climática, que llevaron al sector lácteo a una severa crisis a lo largo de este año, que sólo de a poco se va recuperando. Desde ya, también inciden en esto la brecha entre los precios pagados al productor y los consumidores finales, que es cada vez más alta, y el incremento de costos que lo torna insostenible, y da por resultado miles de tambos que se encuentran al borde de la quiebra.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here