En la recta final se encuentra el proceso de venta de la filial chilena de la empresa gallega Pescanova, en la que habría cuatro interesados en los activos de la quebrada compañía PescaChile.

La operación contempla también la adquisición de los activos de las empresas Nova Austral y Acuinova. La estimación total de dicha transacción sería de más de 500 millones de dólares.

Entre las empresas que han manifestado interés se encuentra Marine Harvest, Cooke Aquaculture, el grupo de inversión Fidelity Worldwide Investments e inversionistas chinos.

El síndico de quiebras Herman Chadwick informó que el proceso de venta de la empresa podría finalizar antes de diciembre de este año.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here