Guillermo Morales
Weitzler

El cuarto ataque incendiario a un templo católico en menos de una semana se registró la madrugada de este viernes, en rechazo a la visita que realizó el papa Francisco a Chile entre el 15 y el 18 de enero.

Cementerio Parque Esperanza

La iglesia fue quemada en la ciudad de Talca, en la sureña región del Maule, por al menos dos jóvenes que iban encapuchados, según señaló Carabineros a la prensa.

“Para el papa 10.000 millones y los pobres morimos de hambre en las poblaciones”, se leía en un rayado que los atacantes dejaron en el templo religioso incendiado, en relación al gasto público que significó el viaje del pontífice al país suramericano.

La Policía explicó que el grupo lanzó un elemento explosivo contra una pared lateral de la parroquia San Francisco, alrededor de las 01:20 horas de la madrugada.

“Favorablemente tenemos sólo daños menores en la puerta lateral de la parroquia. (…) Hay un envase de botella que produjo el fuego y hay un rayado sobre la concurrencia del papa al país”, declaró el teniente de Carabineros, Leonardo Muñoz.

Varios ataques incendiarios se llevaron a cabo previo y durante la visita del papa Francisco a Chile, en rechazo a su figura como representante de la iglesia Católica de paso por el país austral.

Tres helicópteros, dos iglesias, una escuela y una explotación agrícola fueron los blancos de los atentados ocurridos la noche del martes y la madrugada del miércoles, en la región de La Araucanía, Biobío y Los Ríos.

El papa Francisco llevó a cabo esta semana su primera gira oficial por el país suramericano, y recorrió las ciudades de Santiago, Temuco e Iquique, para luego partir a Perú. EFE

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA