(EFE).- La presidenta argentina, Cristina Fernández, evoluciona favorablemente de la operación para drenar un hematoma craneal, se alimenta “con normalidad” y ya camina por su habitación, según informaron los médicos.

Fernández, de 60 años y operada el pasado martes, se encuentra “muy bien y muy animosa”, según dijo el portavoz presidencial, Alfredo Scoccimarro, quien no hizo ningún pronóstico acerca de cuánto tiempo puede tardar en recuperarse plenamente.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here