Tras pasar diez horas en la Fundación Favaloro, Cristina Fernández deberá permanecer un mes de reposo por una lesión cardiovascular, informó el vocero de la Presidenta, Alfredo Scoccimarro.

Infobae recordó que el último chequeo que se practicó Cristina Kirchner había sido en agosto de este año en el sanatorio Otamendi de la Capital Federal. En esa oportunidad, ingresó a las 8 de la mañana y se realizó una mamografía, un estudio papanicolaou y otras revisiones de rutina, que arrojaron resultados normales. En ese mismo nosocomio nació Néstor Iván, hijo de Máximo Kirchner y Rocío García.

La mandataria tiene hipotensión arterial crónica. El año pasado debió cancelar dos veces sus actividades por un bajón de presión, el 31 de octubre y el 22 de agosto. Por aquellos episodios, la Unidad Médica Presidencial, a cargo de Luis Buonomo, había dado 48 horas de reposo. La primera vez que la Presidente sufrió un cuadro de lipotimia fue en 2009, cuando debió suspender un viaje a Cuba por una semana. En 2011, antes de las elecciones presidenciales, canceló en abril su asistencia a una visita de Estado en México, y en mayo a una cumbre en Paraguay.

Las bajas de presión descriptas no están relacionadas con la medicación que la jefa de Estado toma todos los días desde que en enero de 2012 le extirparon la glándula tiroides. La Presidente reemplaza esa falta con levotiroxina. Aquella intervención quirúrgica fue el problema de salud más importantes que atravesó la Presidente, cuando fue operada durante 3 horas y media en el Hospital Austral por la extracción de su glándula tiroides. La cirugía se concretó sin complicaciones, agregó la nota de Infobae.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here