El magistrado Sergio Muñoz fue elegido este miércoles como el nuevo presidente de la Corte Suprema, cargo que ocupará por dos años, en reemplazo del juez Rubén Ballesteros.

 

Con 56 años, Muñoz se convirtió en el juez más joven que detenta este cargo. Su elección fue por la unanimidad de los miembros del máximo tribunal del país en una votación a mano alzada, como señala la tradición.

 

En su amplia trayectoria destacan los casos Riggs Bank, Spiniak, y causas emblemáticas de violaciones a los derechos, como el crimen del sindicalista Tucapel Jiménez.

Muñoz llegó al máximo tribunal en 2005. Y si bien por antigüedad le correspondería al ministro Nibaldo Segura asumir la titularidad del máximo tribunal, en noviembre el magistrado se marginó como candidato por razones de salud, por lo que Muñoz quedó con la primera opción.

La tradición de elegir al más antiguo se ha mantenido, salvo excepciones. La primera vez que no ocurrió fue en 1996, con Osvaldo Faúndez, y la última en 2007, con el recién fallecido Orlando Álvarez.

 

En su primera comparecencia como máxima autoridad judicial del país, Muñoz se refirió a la discusión entre oficialismo y oposición respecto al nombramiento, señalando que “quienes llegan a asumir esta responsabilidad tan alta deben hacerlo por sus méritos y no basado en temas políticos partidistas”.

 

Agregó que “la Corte Suprema ha expresado su parecer contrario no al sistema sino a la forma en que se implementa. Los sistemas pueden ser los mejores pero si no son abordados en la práctica de manera efectiva pueden ser perfeccionados”.

 

A su juicio, “lo peor que puede suceder es que a la Corte Suprema lleguen personas que no tengan los méritos necesarios” y que “la autoridad política en que descansa esta decisión muchas veces incurre en excesos de cuestionamientos a los magistrados”.

 

Fuente:www.cooperativa.cl

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here