Guillermo Morales
Weitzler

(La Tercera).- Luego de que el Pleno de la Corte Suprema se reuniera durante esta mañana, el presidente del máximo tribunal Rubén Ballesteros, leyó una declaración en la que reconoció “omisiones y graves acciones” del Poder Judicial tras el Golpe Militar de 1973.

Cementerio Parque Esperanza

Ballesteros explicó que “el quiebre de la institucionalidad democrática a partir de septiembre de 1973  permitió un régiemn cívico militar, que violentó las garantías de los ciudadanos de nuestro país, que terminó con la muerte de mucho de ellos, desaparecidos, con detenciones irregulares y otros atropellos”.

“En tales condiciones, este máximo tribunal, reflexionando  sobre los hechos de la época, como también del rol que  correspondió al Poder Judicial en los desgraciados sucesos, llega a la conclusión de que no cabe otra actitud que no sea explicitar el reconocimiento de las graves acciones y omisiones que en ese entonces se incurrió, arrastrando con ello a parte de la judicatura del país, que claramente, a la hora presente y con la mesura y altura de miras de hoy, corresponde decir que constituyó una dejación de funciones jurisdiccionales, por lo que es tiempo de dejarlo en claro a todos los miembros actuales y futuros de la institución y a las generaciones ciudadanas que vengan, para que ese comportamiento no se repita, por contradecir un Estado de Derecho propio de una República democrática”.

De esta forma, el presidente del máximo tribunal explicó que reconocen “la omisión de jueces que no hicieron lo suficiente durante la época” y que la Suprema “no ejerció ningún liderazgo”.

“Consecuente con lo anterior, esta Corte Suprema ha comprometido sus mejores esfuerzos en el esclarecimiento de esta clase de delitos, e insta a todos los jueces de la República y funcionarios del Poder Judicial a persistir en tal tarea, como también al reconocimiento y promoción de los Derechos Humanos, tal cual lo prescribe la Constitución Política de la República”, sentenció.

SurNoticias.cl

DEJA UNA RESPUESTA