La Corte Suprema ratificó las condenas aplicadas a ejecutivos del banco Español-Chile por infringir la Ley General de Bancos, en causa abierta tras la crisis económica que afectó al país a comienzos de la década de los ochenta.

En fallo unánime (causa rol 5287-2013), los ministros de la Segunda Sala del máximo tribunal Milton Juica, Hugo Dolmestch, Guillermo Silva, Gloria Ana Chevesich y Juan Escobar (suplente) rechazaron el recurso de casación presentado en contra de la resolución de la Corte de Apelaciones del 20 de junio de 2013, que condenó a Raúl Sahli Naterman  y Alejandro Tassara Zárate a 3 años de presidio; y a Mario Gomez Puig y Sergio Chaigneau Cofré a 541 días de presidio, como autores del delito de infracción al artículo 26 bis de la Ley General de Bancos (según la redacción de la época de los hechos). A todos se les concedió el beneficio de la remisión condicional de la pena.

En el aspecto civil, el máximo tribunal accedió a lo solicitado por la entidad demandante y determinó que los condenados Sahli y Tassara deben cancelar un millón de dólares como indemnización por los perjuicios causados.

De acuerdo a la sentencia de primera instancia -dictada en agosto de 2005, por el entonces ministro en visita Haroldo Brito Cruz-  Raúl  Sahli y Mauricio Tassara, presidente y vicepresidente, respectivamente, del Banco Español-Chile y Mario Gómez y Sergio Chaigneau, gerente general del banco y del grupo Lloyd, respectivamente, participaron en una serie de operaciones económicas destinadas a “disfrazar” el patrimonio de la entidad financiera cuando entró en insolvencia económica, a comienzos de la década de los 80.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here