(UPI).- Como una señal de concretar la declaración emitida por el Pleno de la Corte Suprema hace una semana, la máxima instancia del Poder Judicial formalizó que desde el 1 de octubre los siete ministros de la Corte de Santiago que instruyen causas de violaciones a los derechos humanos tendrán “Dedicación Exclusiva”.

Es decir, no tendrán la obligación de integrar Sala ni asistir a las sesiones del Pleno del tribunal de alzada, por lo que podrán a juicio de la Corte Suprema avanzar ostensiblemente en la investigación, acusación y sentencias definitivas en causas emblemáticas como “Caravana de la Muerte” “Operación Cóndor y Colombo”, “Calle Conferencia” y “Villa Grimaldi”, entre otras.

El vocero de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch anunció esta nueva condición de los magistrados que fue una decisión adoptada de forma unánime por los altos jueces para materializar el llamado que hicieron el viernes pasado a entregar la respuesta judicial que necesitan miles de familias víctimas de las violaciones a los derechos humanos en dictadura.

A su vez, Dolmestch dijo que esta dedicación exclusiva no significa un plazo para los jueces enfatizando que “no se le ha puesto plazo porque hemos tenido la mala experiencia que no resulta esto de ponerle plazo, porque de las causas, usted no sabe lo que puede salir. Pero sí, todos debemos estar imbuidos del espíritu este de la declaración y que hoy día se lo estamos requiriendo con mayor fuerza a los magistrados” dijo el portavoz de la Corte Suprema.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here