La Corte de Apelaciones de Coyhaique decretó una serie de medidas para resolver un recurso de protección presentado por comunidades ecologistas en contra del proyecto de la empresa Energía Austral SpA de construir una central hidroeléctrica en el sector el río Cuervo.

 

Luego de escuchar los alegatos de las partes los ministros del tribunal de alzada determinaron suspender el estado de acuerdo en la causa hasta que se dé cumplimiento a cuatro diligencias decretadas.

 

El recurso de protección fue presentado por el grupo ambientalista FIMA y se fundamenta en la supuesta vulneración del derecho a la vida y a la integridad física y psíquica, a la amenaza de la garantía de igualdad ante la ley y el derecho de las personas a vivir en un medio ambiente libre de contaminación.

 

Entre las diligencias ordenadas por los magistrados se encuentran la inspección ocular del presidente del tribunal de alzada Luis Sepúlveda Coronado en un día y hora a fijar en la zona donde será emplazada la represa.

 

Junto con ello, se deberá oficiar a Carabineros de Chile para que realicen un catastro, lo más acabado posible, respecto de la existencia de personas que vivan en los sectores de lago Yulto, Meullìn, cabecera del río Cuervo, laguna Quetro, cuenca del río Tabo y del lago Los Palos y en el cauce del río Cuervo hacia el fiordo de Aysén.

 

Por último, también se notificará al subdirector del Servicio Nacional de Geología y Minería para que informes respecto del cumplimiento o incumplimiento de una serie de observaciones realizadas por la Corte Suprema luego de acoger un recurso de protección en contra del mismo proyecto.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here