La Corte de Apelaciones de Santiago rechazó un recurso de hecho interpuesto por la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) contra la sentencia dada por el Tribunal Ambiental (TA) en el caso de la empresa Granja Marina Tornagaleones.

La situación que dio origen a la apelación, ocurrió en junio del año pasado cuando la Superintendencia acudió ante la Corte tras el rechazo del Tribunal Ambiental de dos recursos, uno de reposición y otro de apelación. En el cual la Superintendencia de Medio Ambiente sancionaba con la clausura definitiva al proyecto Granja Marina Tornagaleones. La Corte no dio lugar a la sanción argumentando que se había observado una incorrecta tipificación y calificación de la infracción realizada por la Superintendencia.

De acuerdo a lo informado por el Diario Financiero, luego de la determinación de la justicia los antecedentes fueron devueltos para que resolviera de nuevo sobre la sanción que debe imponer a Granja Marina Tornagaleones.

La Corte de Apelaciones señaló que los fallos del Tribunal Ambiental en materia de consultas no son apelables. De todos modos, aclaró que sólo son apelables “las resoluciones que declaren la inadmisibilidad de la demanda, las que reciban la causa a prueba y las que pongan término al proceso o hagan imposible su continuación”.

Las sentencias del Tribunal Ambiental sólo pueden ser reclamadas vía recursos de casación interpuestos en la Corte Suprema, por lo que la normativa actual no contempla en estas acciones judiciales a las consultas realizadas por la Superintendencia Medio Ambiente al Tribunal Ambiental.

Tras este fallo, la Superintedencia deberá resolver una nueva sanción contra la empresa salmonera, tal como lo dispuso el Tribunal. En el caso de Granja Marina, el organismo  consideró que el proyecto no cumplió con la legislación vigente, al no contar con una Resolución de Calificación Ambiental.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here