Corea del Norte llevó a cabo su quinta prueba nuclear el viernes, lo que provocó una explosión más potente que la ocurrida sobre Hiroshima, y dijo que ahora tiene la capacidad de montar una ojiva atómica en un misil balístico.

Su explosión más poderosa a la fecha viene tras una prueba en enero que llevó al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a imponer sanciones más estrictas que aumentaron el aislamiento de Pyongyang, pero no evitaron que acelerara el desarrollo de sus armas.

La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, dijo en Laos tras una cumbre de líderes asiáticos que concluyó el jueves en ese país, que el líder norcoreano, Kim Jong Un, está mostrando una “imprudencia maniaca” al ignorar el llamado del mundo para que abandone su búsqueda de armas nucleares.

El presidente estadounidense, Barack Obama, a bordo del Air Force One mientras volaba desde Laos a su país, dijo que la prueba tendrá “serias consecuencias” y sostuvo conversaciones con Park y con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, informó la Casa Blanca.

China, el único aliado diplomático importante de Corea del Norte, dijo que se oponía con fuerza a la prueba e instó a Pyongyang a abstenerse de realizar acciones que puedan empeorar la situación.

Corea del Norte, que considera a Corea del Sur y Estados Unidos como sus principales enemigos, dijo que sus “científicos y técnicos llevaron a cabo la prueba de una explosión nuclear para juzgar la potencia de una ojiva nuclear”, según un reporte de su agencia oficial de noticias, KCNA.

Corea del Norte dijo que el ensayo demostró que tiene la capacidad de montar una ojiva nuclear en un misil balístico de mediano alcance. El lunes Pyongyang probó tres misiles de este tipo mientras se realizaba una cumbre del G-20 en la vecina China, a la que asistió Obama y otros líderes mundiales.

Las afirmaciones de que tiene la capacidad de miniaturizar una ojiva nuclear nunca han sido verificadas de manera independiente.

“La estandarización de la ojiva nuclear permitirá a la RPDC producir a voluntad y todas los que quiera de una variedad de ojivas más pequeñas y ligeras y diversificadas con mayor potencia de ataque”, dijo KCNA, en referencia al nombre formal del país, República Popular Democrática de Corea.

La ministra de Defensa de Japón, Tomomi Inada, dijo que los avances del régimen de Pyongyang en tecnología de misiles balísticos móviles plantean una amenaza grave para su país.

La prueba nuclear de Corea del Norte coincidió con el aniversario de su fundación en 1948 como una república.

La continuación de sus ensayos a pesar de las sanciones presenta un grave problema para Obama en los últimos meses de su mandato y podría convertirse en un factor en la elección presidencial de Estados Unidos en noviembre.

“Las sanciones ya se han impuesto en casi todo lo que es posible, por lo que la política está en un callejón sin salida”, dijo Tadashi Kimiya, profesor de la Universidad de Tokio especializado en temas coreanos.

“En realidad, los medios por los cuales Estados Unidos, Corea del Sur y Japón pueden ejercer presión sobre Corea del Norte han alcanzado sus límites”, agregó.

Reuters

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here