Con la prueba testimonial y pericial, la fiscalía de Coquimbo logró acreditar la responsabilidad de un conductor, Darwin Soto, de 21 años, en el atropello y posterior muerte de dos personas, en la ruta D-43 sector Pan de Azúcar.

Los hechos ocurrieron el 25 de abril del 2013, en circunstancias que el conductor transitaba a exceso de velocidad, tampoco iba atento a las condiciones de tránsito e impactó a las dos personas, quienes fallecieron en el Hospital San Pablo de Coquimbo.

“Con la prueba rendida se logró establecer que transitaba rápido y a exceso de velocidad. Incluso los informes periciales esclarecieron la velocidad con que conducía, que fue de 72 kilómetros por hora en una zona poblada, cuando la velocidad permitida era de 60 kilómetros por hora”, dijo la fiscal de Coquimbo, Marcela Elchiver, quien expuso el caso en juicio oral.

La fiscalía había acusado a Darwin Soto por dos cuasidelitos de homicidio ocurridos en la ruta, a la altura del kilómetro 68, dirección norte, sector donde se encuentra la Posta de Pan de Azúcar, Coquimbo.

El acusado condujo el vehículo marca Hyundai, modelo Accent, color rojo, desatento a las condiciones del tránsito y a una velocidad mayor de la razonable y prudente bajo las condiciones existentes. Esto considerando los riesgos y peligros presentes, particularmente el tránsito de personas debido a la existencia de una posta de salud en el lugar y poblado en ambos costados de la ruta.

Además se determinó el exceso de velocidad por las marcas de las huellas de frenado del automóvil, la distancia entre la cual se produjo el impacto y la ubicación final de los cuerpos, así como los daños con los que resultó el parachoques, parabrisas, capó y techo del vehículo.

La sentencia será conocida en 5 días más.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here