Contraloría acusa que la Subpesca no ha cumplido con sus funciones en cinco años

1100

Lapidario fue el último informe que emitió la Contraloría General de la República respecto de la labor de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca). La auditoría que buscaba verificar el correcto funcionamiento de sus atribuciones, en conformidad con la Ley General de Pesca y Acuicultura y sus reglamentos sobre la actividad acuícola, específicamente en las regiones de Los Lagos, de Aysén y de Magallanes y la Antártica Chilena, durante los años 2011 a 2015, determinó una serie de irregularidades en su labor.

En todas las áreas que fiscalizó la Contraloría, Subpesca recibió un duro revés: incumplimientos a la hora de realizar los estudios, reportes e informes técnicos a fin de evaluar y proteger los recursos hidrobiológicos, en las disposiciones tendientes a la protección del medio ambiente y en la aplicación de la caducidad a aquellas concesiones que no se ajustan a la normativa.

Según el documento, durante el período en evaluación, la subsecretaría no implementó el control en línea que registra los indicadores de conductividad, salinidad, temperatura, profundidad, corrientes, densidad, fluorescencia y turbidez, ni ha dictado el reglamento específico sobre la materia.

La auditoría también deja en evidencia la ausencia del reglamento que establece el tratamiento y disposición final de los desechos sólidos y líquidos, orgánicos e inorgánicos de la acuicultura, habiendo transcurrido seis años desde la publicación de la ley. Por otro lado, además de no emitir el reporte bienal sobre el estado ambiental de la acuicultura con la periodicidad que exige la normativa (dos años), no cuenta con un catastro actualizado y completo de las resoluciones de calificación ambiental que aprueban los proyectos acuícolas y sus modificaciones.

Durante el mismo período, la Subpesca otorgó el permiso ambiental al titular Glaciares del Pacífico del centro N°100649, acusa el reporte. Esto en circunstancias que disponía de la Información Ambiental (INFA), la que evidenciaba que este se encontraba operando fuera del área concedida.

En todos los puntos de irregularidades detectados por la Contraloría, la subsecretaría tiene un plazo de 60 días desde la recepción para informarle al organismo sus avances en materia de implementación de las medidas no tomadas y adopción de mecanismos.

Tras ser consultada, desde la Subpesca advirtieron que “como subsecretaría no hemos recibido el informe final y desconocemos sus alcances y detalles. En esta línea no podemos referirnos al tema”.

SEA: Acuicultura destaca en aprobación

Según el Informe Ambiental de Acuicultura de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, entre los años 2009 y 2014 las regiones de Los Lagos, Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo, y Magallenas y la Antártica Chilena -regiones en las que se fundamentó la auditoría a Subpesca- concentraron el 95% de la producción acuícola a nivel nacional.

Así lo detalla el reporte de Contraloría, donde se añade que “los proyectos acuícolas aprobados a través del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA), con Resolución de Calificación Ambiental (RCA) favorable, representan el 20% del total aprobado, lo que demuestra la alta tasa de inversión que el sector aporta”. Además, “durante el periodo comprendido entre los años 2013 a 2015, el 8% de las Informaciones Ambientales presentadas en la Región de Los Lagos, 32% de las presentadas en la Región de Aysén y 53% de las correspondientes a la Región de Magallanes, fueron declaradas en condiciones anaeróbicas por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), lo que da cuenta que en los casos señalados la capacidad de carga de los cuerpos de agua afectos a actividades acuícolas se estaría viendo superada”.

Fuente: Pulso

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here