Más de 30 iniciativas de investigación e innovación en las áreas de gestión predial, praderas, forrajes y alimentación, ganado lechero, industrialización, mercado, formación de Recursos humanos y gestión ambiental, ejecutó el Consorcio Lechero en estos últimos siete años, cerrando así su primera etapa con cofinanciamiento de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), del Ministerio de Agricultura, con recursos del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC).

 

Esta entidad, integrada por Fedeleche, Colún, Watt’s, Nestlé, Soprole, Surlat, Cooprinsem, Bioleche, Todoagro, Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), Universidad Austral de Chile (UACH) y Veterquímica, se conformó con el objetivo de mejorar la competitividad y sustentabilidad de la producción lechera nacional, a través de la formación de especialistas y la generación de información y herramientas de análisis para el sector.

 

Además, desde el inicio el Directorio del Consorcio decidió que la organización debía focalizar sus actividades en la generación de “información tecnológica sectorial”, basada en investigaciones e innovaciones, y no fundamentar su sustentabilidad en la venta de productos tecnológicos, como patentes, servicios, etc.

 

“Hemos innovado con la puesta en foco de inquietudes o desafíos tecnológicos y nos hemos hecho cargo de apoyar proyectos de investigación y de extensión para poder llegar con la tecnología hasta el usuario a través de seminarios, publicaciones y días de campo. Este es un trabajo permanente para aportar en competitividad. El apoyo de FIA ha sido fundamental para ayudarnos a acercar a los actores de la cadena a trabajar unidos y, a la vez, para generar acciones y productos que busquen beneficios colectivos para toda la cadena, con una mirada amplia y de país”, destaca el gerente del Consorcio Lechero, Sebastián Ganderats.

 

El principal interés de los socios se definió en la entrega de información validada a los empresarios productores, que les permitiera cubrir la brecha tecnológica existente en los niveles de producción y la calidad de la leche, para su procesamiento y diversificación productiva industrial.

 

En este contexto, el Consorcio Lechero comenzó a asumir durante su ejecución roles de articulación al interior de la cadena láctea. El primer hito del Consorcio en su rol articulador fue la publicación de la primera mirada estratégica sobre el desarrollo de la cadena láctea nacional denominada “Estrategia de Desarrollo Competitivo del Sector Lácteo Chileno 2010-2012”. En ella, se acordaron los ámbitos y objetivos que deben ser abordados durante los próximos 10 años, para el mejoramiento de la competitividad del sector.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here