Tras una acusación presentada por la Fiscalía Local de Puerto Aysén, el Tribunal de Juicio Oral en Lo Penal resolvió condenar a dos de los tres acusados por un robo con intimidación ocurrido el 26 de marzo de este año en dicha comuna, según explicó el fiscal Pedro Poblete Viejo, quien dirigió la investigación cuyas diligencias fueron ejecutadas por Carabineros de la Segunda Comisaría, SIP y Labocar.
En definitiva el Tribunal condenó a Juan Sebastián Naimán Aburto de 21 años y Gabriel Elías Vidal Lagos de 18 años a las penas de cinco años y un día de presidio en calidad de coautores de robo con intimidación.

En base a las pruebas documentales, periciales y testimoniales que presentó la Fiscalía en el juicio oral, los jueces dieron por acreditado que el 26 de Marzo de 2013, alrededor de las 20,00 horas, los acusados Juan Sebastián Naimán Aburto y Gabriel Elías Vidal Lagos ingresaron a un local comercial ubicado en calle Humberto García de Puerto Aysén, que era atendido por su propietaria de 69 años. Los sujetos, se acercaron al mesón donde se encontraba la víctima, intimidándola Vidal Lagos con un cuchillo, mientras Naimán Aburto registraba el mesón. Finalmente, Gabriel Vidal Lagos sustrajo de la caja registradora la suma aproximada de $55.000, para luego ambos darse a la fuga.

TERCER IMPUTADO

En relación a un tercer acusado de 24 años, el Tribunal compuesto por los jueces Luis del Río Moncada, Sergio Vásquez Parra y Pablo Freire Gavilán, estimó que “la prueba de cargo no acreditó las precisas acciones que se le imputaron, a saber, ingresar al negocio, dirigirse hacia el lugar donde estaba la víctima, presenciar cómo Vidal Lagos la intimidaba, registrar el lugar, sustraer la suma de $55.000 y huir”.

Para ello el tribunal fundamentó que “desde que los tres acusados negaron que haya realizado algunas de esas acciones y la víctima, tanto en el juicio como en la reconstitución de escena que expuso el perito, aseguró que dicho acusado se quedó en la puerta de su local, no viéndolo registrando, ni hablando con ella, apreciando estos jueces que toda la prueba del Ministerio Público situó al acusado en la puerta del local, lo que derivó en su absolución”. Sobre este imputado, el fiscal Pedro Poblete manifestó que se están analizando los antecedentes para evaluar la procedencia o no de un recurso de nulidad.
En este juicio oral, la defensa de los imputados estuvo a cargo del abogado Marcelo Panichine Flores.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here