La mañana de este jueves, efectivos de la PDI de Concepción llegaron hasta el domicilio de Nivia Pita Vives, de 70 años, madre del ingeniero comercial requerido por la justicia, Rafael Garay en el marco de las diligencias por las denuncias de estafa en su contra.

Esta acción policial se suma a las declaraciones efectuadas el pasado miércoles por la hermana del economista, Soledad Garay, quien prestó declaraciones en calidad de testigo ante la Brigada Investigadora de Delitos Económicos de la PDI.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here