Guillermo Morales
Weitzler

Conaprole dispuso el pasado martes realizar un ajuste al precio de la leche que recibe el tambero de 3,3%, al incorporar al precio básico el valor de la tradicional bonificación invernal que se otorga en esta época del año.

Cementerio Parque Esperanza

La bonificación invernal que era de 12% fue trasladada a los precios básicos del kilo de grasa y proteína, los que van a tener un incremento de 8,61%. A su vez, en sustitución de la bonificación invernal se creó una bonificación especial por tipo de cambio y que se estableció en 5%. De esta manera se llega a mejorar el precio al tambero en 3,3%, informó ayer a Tiempo de Cambio de radio Rural, el Director de Conaprole, Alejandro Pérez Viazzi.

En consecuencia el precio promedio que recibirá el productor –el que puede tener algunas variaciones cuando cierre el mes de agosto por las variaciones de los sólidos– será $ 8,57. Este precio surge de un incremento del kilo de sólidos que de $ 119 el kilo pasa $ 123,21, por concepto de 3,63% de grasa y de 3,31% para la proteína, con respaldo de capital lácteo y calidad. Este nuevo ajuste modifica el precio al alza en una cifra un poco inferior a $ 0,30 por litro.

Según Pérez Viazzi, es importante tener en cuenta que los precios básicos hacía mucho tiempo que no se modificaban y como el precio había venido creciendo en base a bonificaciones, se entendió que era necesario hacer este ajuste. Además se siguen aplicando bonificaciones importantes porque se sigue manteniendo el 21,38% de bonificación por precios internacionales, al que se le suma ahora el 5% por el tipo de cambio, que de permanecer en los valores actuales se podrá seguir manteniendo, dado que mejora la ecuación por el importante volumen de productos que tienen como destino el mercado de exportación”.

Se entiende que este ajuste da tranquilidad para producir los mayores niveles de remisión lechera que se estarán procesando en los próximos meses. Según Viazzi, esa es efectivamente la planificación “que tenemos, hay un gran volumen de producción de primavera que ya está comprometido con precios muy buenos, aunque es difícil poder asegurar los precios a futuro”.

Consultado en su carácter de productor sobre qué le significaba estos ajustes en para la toma de decisiones en el tambo, dijo que esa mayor seguridad por unos meses, le permite encarar la carrera de la mayor productividad, que “muchas veces es independiente del precio que estemos recibiendo”.

Pérez Viazzi afirmó que “la relación que tenga con el precio de los granos es un componente muy importante y tal vez el principal factor que contribuyó a lograr el mayor aumento que tuvimos en la producción de leche en los últimos tiempos y que a muchos productores puede estar incentivando a seguir haciendo inversiones para obtener más litros de leche. Por supuesto que el precio importa, pero la carrera por la productividad tiene que ser siempre con el precio que se tenga y tratando de sacar la mayor cantidad de sólidos por hectárea”.

Nuevo récord

Este año se espera alcanzar un nuevo récord de remisiones lecheras a Conaprole, si se considera que se está cerrando agosto un 10% por encima a igual mes de 2012. Se entiende que las cifras crecientes que se registran desde mayo pasado alientan a obtener un nuevo pico anual de producción. El pasado julio Conaprole cerró su ejercicio anual con un 2% de incremento, por concepto de 1.300 millones de litros recibidos, informó Alejandro Pérez Viazzi.

FuenteAproleche

Guillermo Morales

DEJA UNA RESPUESTA