El Décimo Segundo Estudio Nacional de Drogas en Población Escolar 2017, elaborado por el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA), mostró que en la región de Los Lagos el 29,6% de los escolares de entre octavo básico y cuarto medio consumió marihuana en el último año y la percepción de riesgo, es decir, quienes creen que el uso frecuente de esta droga hace mal, es sólo de 20,6%, en línea con lo que ocurre en el resto del país.

 

“Estas cifras son el resultado, tanto para la región como para el resto del país, de un intento irresponsable por hacernos creer que la marihuana es inofensiva. Nosotros debemos ser responsables y decir fuerte y claro que la marihuana hace daño, sobre todo a nuestros niños, niñas y adolescentes que están en plena etapa de desarrollo. Nuestro desafío entonces para la región, y para todo Chile, es hacer retroceder el consumo de esta y otras drogas, sobre todo en nuestra población escolar, ese es el mandato del Presidente Sebastián Piñera, poner a los niños primero” señaló el director nacional SENDA, Carlos Charme.

 

La muestra efectiva para este estudio en la región de Los Lagos fue de 2.700 alumnos que representan a 40.671 estudiantes de colegios municipales, particulares subvencionados y particulares pagados correspondientes a las comunas de Puerto Montt, Calbuco, Puerto Varas, Castro, Ancud y Osorno.

 

El Director Nacional de Senda también llamó “a todos los sectores a un gran acuerdo social para frenar y hacer retroceder el consumo de marihuana y otras drogas entre nuestros niños, niñas y jóvenes. Un acuerdo que involucre a los actores sociales, políticos y sobre todo a las familias que son uno de los principales factores protectores ante la amenaza de las drogas.” Esto al comentar la baja percepción de desaprobación parental entre los menores encuestados: sólo el 64,1% declara que sus padres estarían extremadamente molestos si supieran que ha probado marihuana.

 

En alcohol el estudio muestra que baja de 33,3% en 2015 a 26,9% en 2017 el porcentaje de quienes declaran haberlo consumido en el último mes y se mantiene estable la percepción de riesgo en 62,3% y desciende el porcentaje de estudiantes que declaran que sus padres estarían extremadamente molestos si fueran sorprendidos con unos tragos de más de 64,3% en 2015 a 58,3% en 2017.

 

Para Cocaína el estudio da cuenta de una estabilización del consumo en el último año llegando a 5,3% en 2017. Además, se ha mantenido constante la percepción de riesgo de uso frecuente de cocaína: de 50,5% en 2015 a 49,6% en 2017.

 

El consumo de tranquilizantes sin receta médica alcanza un 9,6% en 2017 y en tabaco la prevalencia diaria de cigarrillos (20 o más días en el último mes) se ha mantenido estable respecto al estudio anterior, pasando de 5,8% en el estudio 2015 a 4,8% en el actual. La tendencia de esta sustancia está vinculada con una alta percepción de riesgo de consumir tabaco de manera diaria (81,1%).

SurNoticias.cl

DEJA UNA RESPUESTA