(Reuters).- Un comité de la Asamblea General de Naciones Unidas instó este martes a poner fin a la vigilancia electrónica excesiva y expresó su preocupación por el daño a los derechos humanos que puede generar este tipo de controles, incluido el espionaje a otros estados y la recolección masiva de datos personales.

La Tercera Comisión de la Asamblea General de la ONU, que se encarga de cuestiones relacionadas con los derechos humanos, adoptó por consenso una resolución delineada por Alemania y Brasil. El texto sería sometido a votación de la asamblea de 193 miembros el mes próximo.

Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia, Canadá y Nueva Zelanda -que conforman la alianza de vigilancia apodada Cinco Ojos- respaldaron la resolución preliminar, luego de que se suavizó el texto inicial que señalaba que el espionaje al exterior podía constituir una violación a los derechos humanos.

El borrador no menciona países específicos, pero llega después de que el ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos Edward Snowden revelara detalles sobre un programa de espionaje global, que despertó duras críticas hacia Washington desde Europa y América Latina.

A diferencia de los dictámenes del Consejo de Seguridad de la ONU integrado por 15 naciones, las resoluciones de la Asamblea General no son vinculantes. No obstante, las determinaciones de la asamblea que gozan de fuerte respaldo internacional pueden tener un importante peso moral y político.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here