En una sola votación, la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó hace pocos minutos atrás, por ocho votos a favor, cero en contra y cinco abstenciones, el paquete de observaciones (veto) de la Presidenta Michelle Bachelet al proyecto de reajuste del sector público, el cual contempla la restitución del guarismo del 3,2%.

La iniciativa quedó en condiciones de ser visto ahora por la Sala, hecho que se concretará esta misma tarde, entre las 16:00 y las 17:30 horas.

Al término de la sesión, el presidente de la Comisión de Hacienda, Manuel Monsalve (PS), explicó que ya se habían agotado todas las posibilidades de conversación con el Ejecutivo y que, en este plano, votar en contra de las observaciones habría implicado negar el reajuste a muchos funcionarios.

Por su parte, los funcionarios públicos expresaron su molestia por el hecho y criticaron la falta de negociación del Gobierno, que vino a presentar un mismo guarismo para el reajuste, respecto del presentado al inicio de la negociación. En este plano, indicaron que las movilizaciones continuarán.

Finalmente, la CUT refutó la actitud del titular del Ministerio de Hacienda, Rodrigo Valdés, y reconoció que los parlamentarios se vieron presionados para aprobar la propuesta, ya que en el caso contrario ningún funcionario podría haber visto reajustadas sus remuneraciones.

Datos del veto

El proyecto, además de la definición del reajuste de 3,2%, contempla nuevo artículo 49 que establece la entrega de un bono especial, no imponible, que no constituirá renta para ningún efecto legal, que se parará dentro de los 30 días siguientes al otorgamiento del reajuste, de 104 mil pesos, para los trabajadores con una remuneración líquida (a noviembre) igual o inferior a 550 mil pesos; de 75 mil pesos, para los que perciban remuneraciones sobre dicho monto y sea menor a los 770 mil pesos; y 38 mil pesos para los que tengan remuneraciones sobre los 770 mil pesos y hasta los 920 mil pesos.

Se detalla que las cantidades de 550 mil pesos, 770 mil pesos y 920 mil pesos se incrementarán en 34 mil 807 pesos para el solo efecto de la determinación del monto del bono especial no imponible, respecto de los funcionarios beneficiados con la asignación de zona.

El veto también reintroduce el artículo 44, pero con un nuevo nivel de corte. Así, se determina que las remuneraciones iguales o superiores a los cuatro millones 400 mil pesos no tendrán derecho al reajuste. La norma definía previamente un corte en las remuneraciones iguales o superiores a los cuatro millones 800 mil pesos.

Las presentes observaciones aumentan el costo fiscal del proyecto en tres mil 502 millones de pesos, costo que será ejecutado en el presente año. Con todo, el costo fiscal estimado para 2016 es de 152 mil 977 millones de pesos; en tanto que para el año 2017 es de 837 mil 737 millones de pesos. Costo total: 990 mil 715 millones de pesos.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here