Esta semana la Comisión de Agricultura, Silvicultura y Desarrollo Rural de la Cámara de Diputados realizó una sesión especial, a la cual citó a representantes de las industrias procesadoras Nestlé y Soprole, junto a los dirigentes lecheros Horacio Carrasco, presidente de Fedeleche, Dieter Konow, presidente de Aproleche, y Jorge Guzmán, por Aproleche Bío Bío. En la reunión, los personeros industriales explicaron a los participantes las diversas formas de calcular el precio pagado por litro de leche. Por su parte, los productores presentaron sus descargos, frente a la que consideran una absoluta falta de transparencia a la hora de determinar los precios pagados a productor.

Dentro del análisis, los representantes de Fedeleche dieron a conocer la difícil situación que están viviendo muchos productores pequeños y medianos en diversas regiones lecheras del país, con la consecuente desaparición de entre un 35% y un 50% de los productores lecheros en los últimos años.
A su vez, el presidente de Fedeleche indicó que la producción nacional disminuyo un 1.4% el año 2013, lo cual no se explica si se considera el excelente contexto del mercado internacional. Este porcentaje no contempla a la exitosa Cooperativa Colún, que por si sola explica el 50% del crecimiento de la producción nacional en los últimos años.
Luego de la reunión, en la cual participo igualmente el recientemente electo senador por la X Región, Iván Moreira, quedó en evidencia que la determinación del precio por parte de la Industria dista mucho de ser clara y transparente. “Tanto es así que los miembros de la comisión no lograron entender el mecanismo utilizado por las empresas participantes para determinar el precio final pagado a los productores”, comenta el presidente de Aproleche, Dieter Konow.
Los anuncios de alza de precio de la leche a partir de enero de este año fueron calificados por los dirigentes lecheros como claramente insuficientes y descontextualizados: “Las modificaciones de precios anunciadas solo ponen de manifiesto una vez más que la determinación de precios por parte de las industrias no obedecen a criterios claros y transparentes, lo que es el reflejo de la concentración de los poderes de compra que actualmente operan en el mercado lácteo chileno. Lo único en que coincidimos plenamente es con lo expresado por la empresa Soprole durante la sesión de la Comisión Agrícola de la Cámara de Diputados, referente a que en Chile nos encontramos con un mercado absolutamente concentrado, oligopsónico y monopólico” remarca Konow.
Destacó el presidente de Aproleche que al escuchar las presentaciones de estas dos compañías, “se hizo explícito para los diputados y autoridades presentes el bajo interés que tienen los industriales de entenderse con estructuras nacionales o regionales de productores”.

Política de estado
Dieter Konow agradeció a los miembros de la Comisión y autoridades presentes, señalando que este es un primer paso hacia el verdadero tema de fondo: “lo que falta es una política de desarrollo para el sector lácteo, que primeramente analice y de solución a los problemas relacionados con la transparencia del precio pagado a productor, pero más que nada, permita a los productores hacer proyecciones a largo plazo, siguiendo una ruta clara y transparente, junto a una política de apoyo al sector lácteo nacional”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here