Los precios del cobre cerraron el 2014 con pérdidas de un 14 por ciento, su mayor declive anual en tres años, debido a las preocupaciones de que un superávit de suministros afectará al mercado el próximo año en momentos en que el crecimiento económico en China se desacelera.

Ajustes de fin de año a las posiciones del mercado ayudaron al cobre a recuperarse de mínimos de cuatro años y medio de 6.230 dólares por tonelada esta semana, aunque el metal retomó su declive el miércoles, cerrando con mermas de 0,41 por ciento en la sesión, a 6.299 dólares por tonelada.

Presionando al metal este año, se espera que el mercado global de cobre registre un superávit de casi 390.000 toneladas en el 2015, según un grupo de la industria. Esto vendría después de cinco años consecutivos de déficit.

También existe preocupación sobre la demanda en China, que consume alrededor del 45 por ciento del cobre mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here