Llegó un día decisivo para la Selección Chilena. Enfrenta a Colombia en Barranquilla y de vencer, clasificará al Mundial de Brasil 2014. Sería la primera vez que un equipo nacional logre en cancha sus pasajes a la cita planetaria de forma consecutiva.


En 1962 y 1966, la Roja jugó dos torneos seguidos, pero el primero lo hizo en calidad de país anfitrión y no disputó una eliminatoria. Por lo tanto, la opción que tiene hoy el equipo de Sampaoli es histórica.

La Selección necesita ganar para acceder a Brasil 2014 de manera directa. De no hacerlo, depende de una combinación de resultados o de vencer el próximo martes a Ecuador en el Estadio Nacional. Pero ayer, Claudio Bravo y Arturo Vidal señalaron que el objetivo es vencer a los “cafetaleros” en el estadio Metropolitano de Barranquilla a partir de las 18 horas de Chile y lograr la meta ahora.

La tarea no parece sencilla. El equipo de José Pekerman ganó los últimos cinco partidos que disputó en casa, anotó 14 goles y no recibió ninguno. Los números son elocuentes, pero Chile cree en repetir la hazaña de 2009, cuando venció en Medellín al local por 4-2 y clasificó al Mundial de Sudáfrica 2010.

¿Podrá repetirse la historia? La Roja al menos tiene una estadística incuestionable: ganó los últimos cuatro partidos de las Clasificatorias, igualó con el campeón del mundo, España, ha desplegado un nivel de juego altísimo y es una de las mejores selecciones de Sudamérica.

“El rendimiento de Chile achicó el favoritismo de Colombia. Hoy somos competitivos, lo hicimos con España, Venezuela y Uruguay. El rendimiento grupal hace pensar que ese favoritismo se ha achicado”, sostuvo Jorge Sampaoli en la conferencia previa a un partido que puede cerrar un feliz capítulo en la historia de la Selección Chilena.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here