El ministro de Minería, Hernán de Solminihac, se trasladó al Observatorio Volcanológico (OVDAS) de Temuco para entregar el balance final de la cartera sobre el plan de monitoreo volcánico priorizado en el actual gobierno.

Junto al geólogo y jefe de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica, Paul Duhart, la autoridad informó que la cartera terminó de ejecutar el plan de monitoreo volcánico priorizados en estos cuatro años, que consideró pasar de ocho a 43 macizos con estaciones de vigilancia.

“Para el gobierno del Presidente Sebastián Piñera, la seguridad de las personas ha sido prioritaria en su gestión. Cumpliendo con este compromiso, Chile cuenta ahora con 43 volcanes monitoreados a través sismómetros, GPS y cámaras”, destacó Solminihac.

El secretario de Estado agregó que la medida responde a una priorización según la peligrosidad y actividad volcánica, además de la ubicación y riesgo para la población.

“Hoy las erupciones volcánicas son procesos que, en la mayoría de los casos, se anuncian con bastante anticipación gracias a estos instrumentos”, precisó el ministro.

En la oportunidad, Solminihac valoró además el nuevo edificio OVDAS de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica, porque dijo que viene a consolidar el trabajo realizado.

El observatorio operaba en un lugar pequeño hasta noviembre pasado, pero ahora cuenta con un edificio más grande para recibir la información de los volcanes monitoreados.

“Con orgullo podemos destacar que Chile cuenta con un observatorio de clase mundial, uno de los más amplios en cuanto a número de volcanes vigilados”, señaló el ministro.

Al término del balance, Solminihac dijo que gracias al esfuerzo conjunto de estos últimos cuatro años, la población cuenta con vigilancia en línea de sus volcanes, que le permite actuar de manera oportuna ante eventuales emergencias volcánicas.

Sobre la situación del volcán Copahue, que se mantiene con Alerta Amarilla, el titular de Minería indicó que en diciembre pasado concluyó la instalación de los últimos equipos de vigilancia, a través de un convenio de cooperación entre Chile y Argentina.

Dicho equipamiento contempla sismógrafos y una cámara para medir y observar, respectivamente, la actividad del volcán.

El último informe preparado por el OVDAS, da cuenta de unos 160 eventos sísmicos registrados en el Copahue, de los cuales la mitad corresponden a fracturamiento de rocas.

Asimismo, la cámara instalada a 18 km al suroeste del volcán registró actividad fumarólica de forma aislada proveniente del cráter activo (El Agrio)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here