Santiago de Chile,  (PL) La Cepal llamó hoy a los países desarrollados a construir un pacto para la estabilidad financiera mundial y diversificar sus inversiones en Latinoamérica, con el fin de contribuir a su despegue económico y social.

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, inauguró con esa convocatoria una reunión regional del Comité de Expertos sobre Financiamiento para el Desarrollo Sostenible.

Bárcena destacó en la cita que si esta zona del mundo será parte del pacto global por el financiamiento para el desarrollo no es porque demanda ayuda oficial.

Advirtió que esa integración debe significar un compromiso real por la estabilidad financiera, para que no se repita el colapso de 2008, provocado por el mercado autorregulado y que afectó a todos sin ser causantes de la crisis.

La secretaria ejecutiva de la Cepal explicó que América Latina y el Caribe tienen hoy capacidades distintas para poder contribuir a ese debate.

La primera particularidad es que la región busca potenciar mecanismos propios para ayudar a financiar su desarrollo, para lo cual cuenta con una amplia red de bancos regionales y subregionales que pueden extenderse.

Agregó que los países del área analizan la posibilidad de avanzar en su integración financiera mediante la expansión de la cobertura geográfica del Fondo Latinoamericano de Reservas, con el fin de apoyar a las pequeñas y medianas economías.

Explicó que la mayoría de las naciones de la región son de ingreso medio y, por tanto, los flujos de la ayuda oficial al desarrollo están disminuyendo.

La funcionaria de Naciones Unidas recordó que esa asistencia asciende a menos de 12 mil millones de dólares, mientras que las remesas de migrantes representan cerca de 60 mil millones y la inversión extranjera directa llegó aproximadamente a 170 mil millones de dólares en 2012, aunque se concentró en pocos países y escasos sectores económicos.

El Comité de Expertos sobre Financiamiento para el Desarrollo Sostenible se constituyó como parte de los compromisos adoptados en 2012 durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible en Río de Janeiro, conocida como Río+20.

Su estrategia es movilizar recursos monetarios y su uso eficaz para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, sobre lo cual debe presentar un informe sta materia a la Asamblea General de la ONU en septiembre de este año.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here