Weitzler
Cine Hoyts
Guillermo Morales

Iniciativa será ejecutada por el Centro de Investigación Aplicada CAPIA de la Universidad Santo Tomás Puerto Montt a través del Proyecto de Fondo de Innovación para la Competitividad Los Lagos (FIC), el cual busca contribuir al sector artesanal, elevando el valor de este producto alimenticio estrella.

Cementerio Parque Esperanza

La creación de barras energéticas saludables a partir de la utilización de algas liofilizadas (deshidratadas) para consumo humano, para con esto elevar la competitividad de la cadena de valor asociada al sector económico de las algas, es el principal objetivo del nuevo Proyecto de Fondo de Innovación para la Competitividad FIC, que desarrollará desde marzo Universidad Santo Tomás a través de su Centro de Investigación Aplicada CAPIA.

Esta iniciativa promueve la diversificación productiva de organizaciones de pescadores artesanales de La Pampilla Los Muermos, región de Los Lagos, logrando que estos  se conviertan en proveedores claves en incorporación de nuevos productos de alto valor agregado a la industria alimentaria.

Este proyecto corresponde a la línea de trabajo que desde el 2012 viene realizando Universidad Santo Tomás Puerto Montt en torno al  uso y aplicaciones de algas marinas chilenas para consumo humano, que se consolida con el segundo proyecto favorecido por el FIC en el 2014 denominado “Modelo piloto de producción y comercialización de algas de consumo humano directo, para la pesca artesanal”.

Entidades asociadas

En esta tercera versión, durante un año y con un presupuesto de 100 millones de pesos, CAPIA Santo Tomás junto a las entidades asociadas; Sindicato de Trabajadores Independientes y Pescadores Artesanales del sector La Pampina, la Municipalidad Los Muermos, Fundación para la Superación Pobreza y la Empresa ADC, trabajarán desde marzo de 2018 en pro de trabajar esta materia prima y gestionar su abastecimiento para el desarrollo y elaboración de productos con alto valor agregado que permitan generar un innovador modelo de negocio y mercado.

Guillermo Morales

DEJA UNA RESPUESTA