Más de tres años después del ACV que dejó en coma a Gustavo Cerati, su ex esposa Cecilia Amenábar presentó una querella en Tribunales para reclamar por los alimentos que le corresponden a sus hijos Lisa y Benito.

Amenabar, con quien Cerati estuvo casado durante 10 años, presentó la demanda debido a que los bienes del músico se encuentran bajo control judicial desde 2010, a cargo de un administrador judicial. Según un cálculo realizado por la revista Forbes, la fortuna del exlíder de Soda Stereo estaría cercana a los 8 millones de dólares, pero se mantiene desde su internación resguardada por la justicia.

Este sería el motivo por el cual Amenábar habría decidido accionar judicialmente para reclamar el monto que le corresponde por la cuota alimentaria de los dos hijos que tuvo con el músico. Cualquier intervención sobre el patrimonio de Cerati debe ser autorizado por el tutor legal de su fortuna y la única vía para hacerlo es mediante un reclamo en un juzgado.

Weitzler

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here